Home Argumentos

Argumentos

Análisis especial COVID-19: Turismo

INTRO
Las empresas del sector Turismo continúan registrando graves afectaciones en el país, pero tras varias semanas de inactividad gradualmente se comienza a detectar movimiento en el sector, que ha comenzado a lanzar iniciativas tanto para la recuperación como para adaptarse a la nueva realidad.

La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) señaló que aerolíneas sí contarán con un plan de ayuda gubernamental para hacer frente a la crisis causada por la caída en la demanda de pasajeros derivada de la pandemia. 

Una de las noticias que ha generado optimismo es el anuncio de la Secretaría de Turismo, ha lanzado una línea de crédito del IMSS para aquellas empresas que, a pesar del duro impacto de la pandemia de coronavirus, no hayan efectuado despidos durante el primer trimestre de 2020. HIGHLIGHTS & INSIGHTS 

 TENDENCIAS Y CONCLUSIONES
La comunicación será fundamental para garantizar la recuperación gradual de este sector de la economía, el más afectado hasta el momento.

Anticipando que las cosas nunca van a ser como fueron en el pasado, las organizaciones del ramo están modificando sus condiciones de operación y en algunas ocasiones sus modelos de negocio.

Cambios tan radicales no solo requieren de campañas creativas para hacerlos del conocimiento de los consumidores, también se requerirán fuertes iniciativas de comunicación con empleados y todos los stakeholders del ecosistema. Se recomienda que estas acciones se realicen coordinadamente, el ámbito por excelencia serán los canales digitales. 

En este contexto, quienes muestren capacidad de comunicar con empatía, generosidad, consistencia, contundencia y perseverancia serán recompensados en el mediano plazo con audiencias que valorarán los esfuerzos de las marcas.  

Acerca de este informe especial:  
Con el fin de mostrar a nuestros clientes el comportamiento del sector en el que participan, durante la pandemia que aqueja al mundo, que sirva como uno de los elementos para la toma de decisiones, el área de Análisis de AB Estudio de Comunicación prepara reportes periódicossobre lo que publican los medios de comunicación con algunas reflexiones y recomendaciones.
Actualmente estamos emitiendo semanalmente reportes sobre turismo, tecnología, logística, consultoría y RSE. 
Si usted desea más información, reportes para otras industrias o tiene alguna sugerencia, por favor comuníquese con nosotros: inteligencia@abestudiodecomunicacion.com.mx 

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Impacto de la pandemia en el sector del petróleo y el gas

mayo 31, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
¿Como lograr una eficaz gestión del cambio en las organizaciones?

Por: José Luis Miranda Blanco

Necesidades de cambio en las organizaciones

La constante evolución interna y el impacto que el contexto tiene o puede tener en la operación y resultados de las organizaciones, desde la perspectiva de oportunidades o riesgos,  ofrecen un cúmulo de oportunidades para generar cambios en las organizaciones con una gamma importante de objetivos que les permitan no solo mantenerse, sino renovarse y crecer de manera sistemática y sostenida, considerando criterios de cambio, mejora e innovación en los rubros siguientes:

  1. la eficacia y la eficiencia de los procesos,
  2. la capacidad de los procesos para lograr la conformidad de los productos o servicios respecto a las especificaciones establecidas y los requisitos de los clientes,
  3. el posicionamiento de las empresas,
  4. la rentabilidad, la productividad y la competitividad,
  5. la capacidad para dar cumplimiento a requisitos legales, regulatorios y de otras partes interesadas, entre otros.  

Los requisitos de gestión de la calidad, la gestión del cambio y la mejora continua.

En la historia de la normatividad en materia de requisitos de gestión de la calidad y otras disciplinas, se ha establecido como requisito un realización planificada de los cambios, así como una mejora sistematizada.

Por ejemplo, la clausula 6.3 “Planificación de los cambios” de ISO-9001:2015, establece lo siguiente:
  Cuando la organización determine la necesidad de cambios en el sistema de gestión de la calidad, estos cambios se deben llevar a cabo de manera planificada.   La organización debe considerar:   el propósito de los cambios y sus consecuencias potenciales;la integridad del sistema de gestión de la calidad;la disponibilidad de recursos;la asignación o reasignación de responsabilidades y autoridades.  

El enfoque principal de ISO 9001:2015 es el cambio; innovación, mejoras, acciones correctivas, acciones preventivas, proyectos de crecimiento y mejoras…

La Gestión del Cambio en ISO 9001:2015, implica modificar procesos, mano de obra, tecnología, proveedores, maquinaria, e incluso requisitos del cliente y requisitos legales.

Se trata de todo un proceso, que requiere seguir algunos pasos.

¿Cuáles cambios se requieren?

ISO 9001:2015 ofrece muchos beneficios, entre ellos, la gestión eficaz de riesgos y oportunidades, para lograrlo es preciso emprender algunos cambios. Estos, pueden relacionarse con cualquier elemento de cualquier proceso: controles, productos, materias primas, recursos humanos,. Obviamente el estándar ISO-9001:2015 no ofrece los mecanismos para la gestión del cambio o la mejora continua, siendo esto responsabilidad de los directivos o lideres determinar los objetivos, estrategias y mecanismos para gestionar eficazmente los cambios.

Proceso de Cambio

Dicen que fue Miguel de Unamuno quien dijo aquello de que «el progreso consiste en renovarse» y que a partir de ahí el pueblo llano acuñó la frase que da título a este hilo, «renovarse o morir».

El paso de los años ha demostrado a la sociedad que pocas cosas permanecen mucho tiempo si no se adaptan a los cambios. A todos nos gusta ver cosas nuevas, el problema es que si lo nuevo sólo es un cambio a algo que ya existía se corre el riesgo de que no guste y haya que dar marcha atrás.

Aunque claro está, también puede ocurrir que el cambio sea a mejor. En el mundo empresarial no es la excepción, podemos citar una gran variedad de ejemplos de empresas qué perdieron el foco y no sobrevivieron al contexto empresarial globalizado, por ejemplo: Kodak y Blockbuster, entre otros. Del otro lado, empresas innovadoras y en constante crecimiento; Google, Apple, Netflix, Cirque du Soleil,…

En el diagrama siguiente, podemos observar gráficamente el proceso de gestión del cambio, el cual se podría representar cíclicamente, tal como el modelo del ciclo de la mejora continua de Shewart; Plan-Do-Check-Act, promovido por el Dr. Deming, enfocado a la mejora continua, a través de mecanismos sistemáticos de seguimiento, medición, análisis y evaluación del desempeño de los proceso y resultados, y la oportuna toma de decisiones.

Para lograr exitosamente los cambios organizacionales, no basta con estar solo atento a los cambios de contexto, ni al análisis interno por muy profundo que este sea, se requiere de un modelo que sistemáticamente nos permita clarificar o reorientar la visión y dirección estratégica, para establecer los objetivos de cambio, así como las estrategias necesarias para lograr tales objetivos.

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Albert Einstein

Modelos de gestión del cambio

Existe una gran variedad de modelos y autores, que nos brindan herramientas para una gestión del cambio sistemática y eficaz, uno de ellos es el Modelo de los Ocho Pasos de J. Kotter, el cual enunciamos a continuación.

Si observamos en este modelo, es fundamental tener claridad en lo que se requiere cambiar y traducirlo a objetivos y metas especificas, e incorporar en la definición de la estrategia las métricas e indicadores que aporten en el seguimiento y control para alcanzar resultados coherentes con los objetivos. Sin olvidar, en ninguna circunstancia, que un factor determinante, para gestionar y lograr exitosamente el cambio es el involucramiento de los integrantes del personal involucrado y de los líderes de la organización desde su compromiso, comunicación y responsabilidad, cubriendo las necesidades de capacitación y entrenamiento requeridas.

Conclusiones

Una realidad para cualquier organización que requiera establecer un plan de acción para el cambio o hacia el cambio, considerando estrategias pensadas para sus necesidades reales y que la alta dirección se involucre y logre conseguir la participación de todos los involucrados o de aquellos que se pueden ver afectados o beneficiados por el cambio, y abordar oportunamente los riesgos  que puedan tener un alto impacto para la organización.

Existen factores que pueden impactar favorablemente la consecución de los objetivos del cambio, y otros que, por el contrario, lo dificultarán, por lo que se requiere que la alta dirección emprenda las acciones que le permitan crear el ambiente propicio que apoye en la rápida implementación y consecución al éxito.

Considerar en la estrategia los factores internos como la cultura organizacional, los valores, los procesos, los procedimientos, las políticas, la productividad, el manejo del capital humano, entre otros, y los factores externos, principalmente como la competencia, los consumidores, los proveedores, el comportamiento de los mercados aledaños, la economía y las propias exigencias de gobierno, apoyando las alternativas que si y solo si, sumen al proceso de cambio.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Impacto de la pandemia en el sector del petróleo y el gas

José Luis Miranda Blanco, cuenta con estudios profesionales de ingeniería industrial, maestría en administración de negocios, y actualmente en proceso de concluir estudios de maestría en coaching integral y organizacional. Su formación y experiencia profesional inicia a mediados de 1979, desarrollando actividades de control, aseguramiento y gestión de la calidad en la industria petrolera en procesos de refinación, almacenamiento, transportación y distribución por ducto, Autotanques y Buques, así como en desarrollo, implementación, gestión y evaluación de sistemas de calidad, seguridad y protección ambiental, mediante herramientas de planificación, capacitación, entrenamiento, consultoría, asesoría y coaching. Auditor de Sistemas de Gestión de la Calidad, Seguridad y Protección Ambiental en empresas del sector petrolero; Producción, Almacenamiento y Distribución,  Construcción de Plantas Industriales, así como de firmas de Ingeniería, y Fabricantes de Equipo Industrial, entre otros.
Es fundador y director del Instituto de Desarrollo Administrativo S.C (IDEAMX.ORG).


mayo 29, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Sistemas de IA en la Monitorización y Gestión de Eventos de ITIL4

En el ámbito de la gestión de tecnología de la información de alta velocidad (High Velocity IT), un aspecto clave a tomar en cuenta para lograr la operación continua y la entrega ágil de productos y/o servicios digitales, es garantizar la capacidad de poder utilizar el producto o servicio ofertado, cuando este sea demandado por el usuario o cliente de este.  A este sencillo concepto se le conoce como “disponibilidad (availability)” del producto y/o servicio e implica que el usuario o cliente pueda acceder a la funcionalidad ofrecida por el proveedor del mismo, sin importar si esta, depende de la interacción de ciertos datos e información, software y/o hardware.

¿Qué implica la Monitorización y Gestión de Eventos de ITIL4?

En un mundo basado cada vez más en la economía digital (vs economía tradicional), la necesidad o exigencia de contar con productos y/o servicios que estén disponibles en un horario 24x7x365, es ya ineludible.  Y para el caso de la infraestructura tecnológica que soporta la operación y entrega de servicios digitales (habilitadores de la economía digital), garantizar una adecuada disponibilidad de esta infraestructura, se ha vuelto crucial no solo para maximizar la rentabilidad de la inversión realizada, sino también para cumplir con los acuerdos de nivel de experiencia comprometidos (XLAs o Experience Level Agreements).

Así pues para poder superar el reto anterior, contamos con diferentes marcos de referencia así como estándares internacionales, conteniendo mejores prácticas, para gestionar de manera efectiva y eficiente entre otros aspectos de la gestión tecnológica, la disponibilidad de los productos y/o servicios basados en infraestructura tecnológica para el manejo de la información.  Una de estas prácticas generalmente aceptadas para este fin, es la Monitorización y Gestión de Eventos con base en el marco público de referencia de ITIL4 (propiedad de AXELOS Ltd).

La Monitorización y Gestión de Eventos es una práctica de ITIL4, que tiene como propósito principal, la observación sistemática de los productos y/o servicios, así como de los componentes tecnológicos de que se forman, identificando cambios de estado mediante el uso de sensores (monitorización), registrando los detalles de dichos cambios de estado en bases de datos estructuradas (sistemas) y reportando los cambios de estado que pudieran ser identificados como eventos relevantes (mensajería), para la correcta operación de los productos y/o servicios entregados o bien de alguno de sus componentes (operación estándar).

Esta práctica se utiliza principalmente en la gestión de la disponibilidad, la capacidad, la seguridad y el desempeño, de los centros de datos, de los centros de comando, de los centros de monitoreo y/o de los centros de operación (ej. de seguridad (SOC) y/o de redes (NOC)).  En esta, se establecen de manera general los siguientes lineamientos, sin considerar la “instrumentación tecnológica” necesaria para habilitar la capacidad de monitorización y de gestión de eventos –a la que propondremos más adelante la integración de un Sistema de Inteligencia Artificial (IA)-.

Lineamientos de la Monitorización y Gestión de Eventos:

  1. Determinación de los productos y/o servicios así como la funcionalidad a ofrecer (uno de los tres elementos de la evaluación de la experiencia del cliente o CX).
  2. Identificación y priorización de los componentes del producto y/o servicio, así como del producto y/o servicio mismo (ej. bases de datos, sistemas de información o software, hardware y otros servicios tecnológicos).
  3. Determinación y clasificación de los eventos relevantes a gestionar (ej. árboles de clasificación).
  4. Definición y configuración de los parámetros o umbrales de gestión de los componentes, productos y/o servicios (ej. porcentaje de disponibilidad, porcentaje de uso, volumen de interacciones, etc.).
  5. Establecimiento de las reglas lógicas para la determinación de las respuestas o acciones apropiadas para el manejo de los eventos (ej. aplicación de un script o de un cambio).

De acuerdo con los cinco puntos anteriores, gráficamente se podría explicar y representar la Monitorización y Gestión de Eventos de la infraestructura tecnológica, de la siguiente manera:

Figura 1: representación de la Monitorización y Gestión de Eventos

¿Cuál es el reto hoy en la Monitorización y Gestión de Eventos?

Como se mencionó anteriormente, operar y entregar productos y/o servicios tecnológicos o digitales, bajo un esquema de disponibilidad 24x7x365 basados en la operación continua de la infraestructura tecnológica, necesaria para el manejo de la información y además con el firme propósito de cumplir o exceder los acuerdos de nivel de experiencia o XLAs establecidos con los clientes, es un gran reto para los profesionales de TI y para las organizaciones de nuestros días.

En la actualidad existen ejemplos notables, de organizaciones que logran altos niveles de disponibilidad en sus productos y/o servicios, dentro de sectores como el de las telecomunicaciones, o de la seguridad de la información, o del entretenimiento y contenidos en línea, o de los servicios en la nube, que han adoptado, adaptado y mantenido en los años recientes, una arquitectura de gestión con sistemas, herramientas, personal, procesos y demás elementos, que les permiten monitorizar, gestionar y controlar mediante una combinación de tareas tecnología – hombre (uso de la inteligencia humana), la operación continua de la infraestructura necesaria para mantener la funcionalidad de la tecnología de la información y de la tecnología de operación, que soporta sus productos y/o servicios digitales.  Alcanzar tales niveles de disponibilidad, implica haber alcanzando altos niveles de madurez en dichas organizaciones, para contar y aplicar de manera coordinada, múltiples recursos y capacidades bajo la supervisión constante e iterativa del ser humano (ajustes con intervención humana).

Sin embargo, esta historia está cambiando para mejorar aún más y para el beneficio de los proveedores y consumidores de servicios tecnológicos o digitales, ya que hoy en día se cuenta con la capacidad de poder integrar sistemas de inteligencia artificial estrechos o débiles (uso de inteligencia de máquina), que permitan realizar tareas repetitivas y con un alto nivel de precisión, en actividades de planeación, programación y optimización de los recursos en general (incluyendo los recursos de TI), que además requieran un nivel de razonamiento y aprendizaje (learning machine), para maximizar el resultado final, que en este caso podría ser la disponibilidad de la infraestructura, mediante la aplicación de acciones escogidas para tal fin, en una combinación de tareas tecnología – máquina.

Así pues, el reto de hoy para los profesionales de TI y sus organizaciones, será querer y saber cómo aprovechar e integrar un Sistema de IA, a la arquitectura de gestión de los centros de datos, o de monitoreo, o de comando, o de operaciones, que les permita no solo identificar los eventos relevantes para la operación continua de la infraestructura, a partir de la tecnología utilizada (mediante agentes o sensores), para detonar las acciones apropiadas mediante algún correlacionador de eventos y reglas (con IA, será mediante robots de software y/o hardware), sino que además pueda este sistema aprender de sus acciones (machine learning), mejorando sus respuestas con el tiempo y maximizando el nivel de disponibilidad de los componentes de los productos y/o servicios, así como de los productos y/o servicios en sí, y todo esto ya sin la necesidad de requerir y depender de la constante supervisión del elemento humano (ej. un-supervised o reinforcement learning), para finalmente con esto poder orientar la actividad de la inteligencia humana, a otras actividades de mayor valor para las organizaciones.

Si tomamos la definición de “aprendizaje de máquina” planteada por el experto internacional en Machine Learning, Tom Mitchell y la extrapolamos al reto establecido para la práctica de Monitorización y Gestión de Eventos de ITIL4, el reto ahora para la “instrumentación” de la tecnología de monitoreo y de gestión de eventos, sería el siguiente:

R e t o. . .

“Lograr que las soluciones tecnológicas para la monitorización y gestión de eventos, aprendan de la experiencia “E”, con respecto a una acción o respuesta “A”, y una medición de desempeño como el nivel de disponibilidad “D”, si su desempeño en la acción o respuesta “A”, medida por el parámetro de desempeño “D”, mejora con la experiencia adquirida “E””.

En otras palabras y para decirlo de manera más simple, si el nivel de disponibilidad de una cierta infraestructura tecnológica, puede maximizarse mediante la observación continua del comportamiento de sus componentes y sus cambios de estado, aplicando las acciones o respuestas que busquen mantener el funcionamiento óptimo de sus componentes, aprendiendo de cada acción o respuesta aplicada, para con esto ajustar las reglas o modelos utilizados para la toma de decisiones, entonces se estaría maximizando el aprovechamiento de la arquitectura de gestión, mediante el uso de sistemas de IA en los sistemas y herramientas de monitorización y gestión de eventos.

Emulando al nombre del algoritmo creado en 1997 por la empresa IBM, el Minimax, para jugar ajedrez contra el campeón en turno, aquí se tendría que crear uno que busque maximizar la disponibilidad mínima requerida por la infraestructura en su conjunto (en serie y/o en paralelo), a partir de los datos e información almacenada en las bases de datos del monitoreo; su nombre sería, algoritmo Maximin.

¿Cómo integrar un Sistema de IA para maximizar la disponibilidad de la infraestructura?

Tomando como referencia la figura 1 y utilizando la arquitectura básica definida por los expertos en inteligencia artificial, Russell & Norvig, ubicaremos las partes necesarias para la habilitación de un agente de inteligencia artificial (véase la figura 2) o lo que sería ahora el sustituto de la inteligencia humana, para con este bosquejar de manera simple la idea planteada en el artículo, de integrar un Sistema de IA, a la tarea de maximización del nivel de disponibilidad de una cierta infraestructura, necesaria para la operación continua de la tecnología de la información de cualquier producto y/o servicio tecnológico o digital, a través de la práctica de Monitorización y Gestión de Eventos de ITIL4.

Figura 2: arquitectura básica para un agente de IA (Russell & Norvig)

En donde los sensores del agente de IA (figura 2), serían los agentes de monitorización marcados así en la figura 1, mientras que el programa del agente de IA (figura 2), se debería integrar con el correlacionador de eventos y reglas marcado así en la figura 1, así como con las bases de datos de las herramientas de monitorización.

De acuerdo con lo plasmado en la figura 2, los elementos que entonces se deben considerar para integrar un Sistema de IA, en la práctica y dentro de una solución de Monitorización y Gestión de Eventos, son los siguientes:

  1. Entorno para la tarea: en donde se busca maximizar la disponibilidad de la infraestructura tecnológica (parámetros, ej. % de disponibilidad).
  2. Perceptores: a través de sensores (agentes de monitoreo que perciben los cambios de estado) y los cambios en el entorno (eventos en los componentes de TI).
  3. Programa: consistente de un algoritmo para el procesamiento de información, el razonamiento y el aprendizaje (utilizando las bases de datos estructuradas de las herramientas de monitorización, las reglas, los modelos y la valoración de los parámetros relacionados, ej. % de disponibilidad).
  4. Actuadores: para la aplicación de las acciones o respuestas necesarias, para mantener la operación óptima de la infraestructura tecnológica (enseñanza del algoritmo y aprendizaje sobre la marcha), mediante el uso de robots (ya sea software y/o hardware).

Así pues, sustituyendo la inteligencia humana por la inteligencia artificial, se puede hacer que la práctica de Monitorización y Gestión de Eventos, continuamente aplique las acciones que mantengan la disponibilidad de la infraestructura, propiciando el aprendizaje y el auto-ajuste de las acciones implementadas (con intervención de la máquina), así como entregando información sobre la toma de decisiones ejecutada en estos procesos, para poder ser revisados por el elemento humano cuando este así lo requiera (aplicando el principio ético de “capacidad de explicación” o “explicability”).

Disponibilidad de la infraestructura vs Sistema de IA: ¿primeras conclusiones?

En el siglo XXI, la inteligencia artificial (AI & ML) junto con otras tecnologías vinculadas a la Cuarta Revolución Industrial, cambiarán radicalmente la forma en cómo hemos venido haciendo las cosas.  En el caso de la gestión de los ambientes de tecnología de la información de alta velocidad, no será la excepción, por lo que se deberá aprender, entender y aprovechar las bondades de estas tecnologías disruptivas, para cambiar radicalmente la forma en que se ha operado y entregado servicios de TI o servicios digitales (¡lo de hoy!).

El reto para los profesionales de TI y sus organizaciones, ¡es muy grande y también muy emocionante!, encontrándose frente a diversas ciencias y disciplinas que harán la diferencia en el futuro cercano.  Tal es el caso de los Sistemas de Inteligencia Artificial y su aprovechamiento en diferentes ámbitos, como lo puede ser dentro de la gestión de los centros de datos, los centros de comando, los centros de monitoreo o los centros de operación, y particularmente en la aplicación de prácticas como lo es la Monitorización y Gestión de Eventos (práctica ad-hoc para la integración de un Sistema de IA).

No obstante lo anterior, es importante recordar que aún y cuando los Sistemas de IA podrán realizar actividades o tareas específicas que hoy los humanos también están realizando, este proceso de sustitución o transformación deberá ser paulatino, dando tiempo a que la sociedad asimile los avances que la ciencia y la tecnología traerán consigo, junto con los beneficios y riesgos inherentes a estas, sin dejar de lado ¡claro esta! la aplicación de la ética y el cumplimiento con ciertos derechos, valores y principios irrenunciables del ser humano.

Si a ti te apasiona e interesa saber más sobre el tema, ¡contáctame!, será un gusto poder platicar contigo.

david mondragón
David Mondragón Tapia es ingeniero industrial y de sistemas, con maestría en ingeniería con especialidad en ingeniería industrial, por el Instituto Tecnológico de Monterrey.  Es consultor y asesor de mejores prácticas tecnológicas y de gestión de servicios, así como de diferentes métodos y técnicas de planeación y gestión de negocios; cuenta con diversas certificaciones internacionales y trabaja en el campo de la consultoría desde el 2003 a la fecha.  Recibe correspondencia al correo: dmondragont@yahoo.com

Consultas y referencias bibliográficas

  1. The BCS AI Foundation Delegate Manual.  Purple Griffon, Ltd.  UK, 2019.
  2. ITIL4 Foundation Manual.  AXELOS, Global Best Practice,  UK, TSO, 2019.
  3. A Definition of AI: main capabilities and disciplines.  European Comission, High Level Expert Group on Artificial Intelligence.  Brussels, 2019.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Impacto de la pandemia en el sector del petróleo y el gas

mayo 29, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Crecen fraudes cibernéticos en México

Fraude, robo de identidad y de datos continuarán siendo una constante en el mundo digital en los próximos años. Esto de acuerdo al Reporte de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial, que se publica año con año.

Recientemente, Oracle dio a conocer diez tendencias que predominarán en el ecosistema global para el 2025, entre las que se encuentran un aumento en las amenazas de seguridad en el mundo digital. Hoy en día se estima que al menos siete de cada diez organizaciones mantienen datos críticos y confidenciales en la Nube, y que para el 2025 esto se incrementará 600 veces más.

“Los delincuentes cibernéticos están volviéndose más sofisticados, por lo que es fundamental que las compañías se aseguren de la resiliencia de sus datos y sistemas”, señala Maribel Dos Santos, Directora General en Oracle de México. A finales de 2019, y con base en cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) los fraudes cibernéticos en México crecieron 35%; dentro de este tipo de fraudes se incluyen diversas prácticas como el comercio por Internet, la banca móvil, los pagos por celular y las operaciones por la web.

En un contexto global, donde los datos de las personas se han convertido en uno de los principales activos de las empresas, y que no existe un sistema informático que no sea vulnerable a este tipo de amenazas, en las organizaciones recae la responsabilidad de contar con las herramientas necesarias para evitar problemas como la suplantación de identidad, fraudes, robo de ahorros por acceso a información bancaria, pérdida de privacidad, revelación de información sensible y daños al prestigio por la publicación de imágenes.

La seguridad de los datos está íntimamente vinculada al valor de una marca, por lo que un paso en falso tiene amplia repercusión en la reputación de las compañías. Es importante comprender que, en esta realidad virtual, los atacantes pueden contar con diversos perfiles, normalmente falsos, pueden ser empleados de un estado-nación, miembros de un grupo criminal organizado, o solo usuarios curiosos en la búsqueda de información.

Como respuesta a las posibles amenazas y con el objetivo de mitigar riesgos, muchas de las empresas optaron por migrar a la Nube de primera generación debido a la seguridad que esta brindaba a los datos, sin embargo, los constantes cambios de tecnología, el aumento en el volumen de información y de usuarios en el mundo virtual han obligado a la industria a continuar reinventándose para ofrecer los mejores estándares de calidad y seguridad.

La ciberseguridad en la era de la Nube consiste en encontrar el tipo de seguridad más fuerte. Se trata de evolucionar para no ser vulnerables ante las organizaciones criminales. Una de las principales características de la seguridad en la Nube es el tener capas superpuestas que protejan los datos desde cualquier ángulo sin importar el tamaño o giro del negocio. Juniper Research estima que las filtraciones de datos costarán a las empresas 8 billones de dólares entre 2017 y 2022. Hasta el momento, sólo Oracle ha logrado desarrollar la Nube de segunda generación, con una infraestructura y tecnología sin precedentes.

“En Oracle, decidimos apostarle a una nueva tecnología para seguir garantizando mayor rendimiento, confiabilidad y seguridad de los datos. La nube de segunda generación está diseñada específicamente para ayudar a las empresas a ejecutar grandes cargas de trabajo de forma segura, en esta nueva generación de la nube, contamos con una arquitectura y capacidades únicas, que ofrecen mayor rendimiento y que hemos logrado gracias a los avances en términos de infraestructura y el uso de inteligencia artificial”, afirma Maribel Dos Santos.

Contar con las medidas y herramientas apropiadas para cuidar y proteger los datos personales dejó de ser un valor agregado en las empresas para convertirse en una necesidad. Los datos son el nuevo petróleo, y en una época donde todo es almacenado en un espacio intangible y desconocido como la nube, es importante tomar la mayor cantidad de precauciones.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 22, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Impacto de la pandemia en el sector del petróleo y el gas

En enero se publicó información sobre las tendencias clave para el sector del petróleo y el gas en 2020.  Desde entonces hemos presenciado por primera vez precios negativos del crudo, al haberse desplomado, en abril de 2020, hasta los -37.06 USD por barril. Con la caída de la demanda, en Latinoamérica se espera una reducción en los ingresos fiscales de distintos países que dependen del valor de sus exportaciones de petróleo, lo cual impactará de manera negativa sus finanzas públicas. Además, se prevé que empresas del sector privado cambien sus planes, posterguen inversiones y reduzcan actividades y subcontratación.

Somos conscientes de que se trata de una situación estresante para los empleados y las pequeñas empresas que trabajan el sector. Si echamos la vista atrás, las comunidades de petróleo y gas de Achilles se crearon en 1997, cuando el precio del crudo era de tan solo $10 el barril y la drástica reducción del personal dificultó aún más la recuperación a largo plazo, pero eso solo es una parte de una situación mucho más amplia que es necesario abordar.

La COVID-19 se está convirtiendo en el foco de atención de las conversaciones sobre la cadena de suministro, y está afectando a numerosos ámbitos comerciales. A los proveedores les está costando mantenerse a flote con el precio negativo del crudo. Esto plantea la siguiente pregunta: ¿siguen siendo relevantes las tendencias clave que previmos en enero?

¿Siguen siendo relevantes las tendencias clave con el impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas?

Es posible que las tendencias clave para el sector del petróleo y el gas en 2020 hayan cambiado de contexto, pero los temas relacionados con la previsión siguen estando vigentes durante esta crítica situación.

Liderazgo en diversificación energética

Los compromisos de América Latina y el mundo para alcanzar un balance neto de emisiones cero para el 2020 siguen vigentes, lo que sigue presionando a las empresas a reducir la huella de carbono de sus propias operaciones al tiempo que buscan soluciones que satisfagan las necesidades energéticas futuras del planeta.

Puede que los proyectos de petróleo y gas se hayan pospuesto y que la demanda de crudo haya caído, pero las necesidades energéticas no han cambiado. Cada empresa y cada hogar necesitan energía para funcionar. Para sobrevivir al impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas y a los bajos precios del crudo, las empresas tienen que diversificar con mayor rapidez y de maneras más inteligentes para mantener el ritmo y satisfacer las necesidades energéticas globales. La capacidad de adaptarse rápidamente a unas condiciones cambiantes es fundamental para la supervivencia. 

Salud y seguridad ante todo

Con medidas que van desde lavarse las manos hasta el distanciamiento social, hemos visto cómo distintos países alrededor del mundo han impuesto una cuarentena por los problemas de salud y seguridad relacionados con la COVID-19, lo que está afectando a las operaciones habituales de petróleo y gas.

Pero el impacto de la COVID-19 va mucho más allá. Una reciente encuesta realizada por Deltapoll indica un cambio significativo en la opinión pública, lo que probablemente afectará a las prioridades actuales de lo que se consideran formas saludables de trabajar.  Por ejemplo, casi el 60% de los encuestados considera que los viajes internacionales y la vida laboral cambiarán para siempre. No solo aumentará tanto el coste como los inconvenientes de los viajes internacionales, sino también el riesgo asociado.  

A pesar de estas opiniones, creemos que es muy poco probable que todas las operaciones se descentralicen. Por lo tanto y más que nunca, será fundamental que todos los profesionales del sector del petróleo y el gas cuenten con socios globales de confianza que les ayuden a supervisar exhaustivamente un conjunto internacional y diverso de proveedores y a redefinir el significado de la seguridad para el sector.

Cadenas de suministro con mayor capacidad de adaptación

Los proveedores, a su vez, cuentan con otros proveedores, por lo que desarrollar la capacidad de adaptación en tu propia cadena de suministro es de vital importancia para sobrevivir al impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas.

En un mundo en el que la actividad se ha interrumpido, el crédito escasea y el flujo de caja sufre, la capacidad de adaptación y recuperación es más importante que nunca.  Si esta tendencia continúa, las cadenas de suministro podrían contraerse con el cierre de empresas debido al precio negativo del crudo. En este entorno, es cada vez más importante que los compradores y proveedores estén bien conectados dentro del sector.

Resulta más importante que nunca reforzar la visibilidad de todos los productos y servicios que proporcionas ante los compradores relevantes. Hemos detectado que los compradores han realizado más búsquedas de datos en las comunidades de Achilles en fechas recientes, impulsados por la necesidad de identificar fuentes adicionales de suministro para ayudar a mantener el flujo de mercancías en áreas muy afectadas. Un ejemplo lo tenemos en ENI, que están abasteciendo de equipamiento crítico, como ventiladores, a la red Petróleo y Gas Europa para su envío a Italia. Otro ejemplo son las empresas de construcción en el Reino Unido, a las que se insta a donar equipos EPI a los servicios sanitarios locales debido a la escasez internacional de dichos equipos.

Colaborar para enfrentarse a los retos

Cerca del 56 % de los proveedores de nuestra red en las zonas más afectadas por COVID-19 son pequeñas empresas o microempresas. Para sobrevivir al impacto de la COVID-19 en el sector del petróleo y el gas y al precio negativo del crudo, los proveedores tienen que colaborar y compartir prácticas recomendadas; las nuevas tecnologías y la formación serán más importantes que nunca para superar juntos esta situación.

Artículo desarrollado por el equipo de Achilles.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 21, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Atención médica remota, clave para la actualidad en salud

La situación actual del mundo, aceleró la adopción de las herramientas tecnológicas en el sector salud de muchos países. Las consultas a distancia han representado una alternativa de atención médica acorde a las necesidades actuales. La asesoría telefónica y las videoconsultas son las opciones más usadas.

Existen dos conceptos básicos para comprender este tipo de atención médica. La telesalud, definida como la incorporación de las tecnologías de la información en los sistemas de salud incluyendo servicios médicos, académicos, administrativos y técnicos; mientras que la telemedicina es el suministro de servicios sanitarios en los casos en que la distancia es un factor crítico, llevado a cabo por profesionales de salud que utilizan tecnologías informáticas para realizar diagnósticos, recomendar medidas de prevención en salud y proporcionar seguimiento al tratamiento de enfermedades.

En México, el gobierno emitió medidas de confinamiento voluntario con el objetivo de evitar la propagación del covid-19 por el contacto entre personas. Esto generó nuevos retos para recibir atención médica adecuada, sin saturar el sistema sanitario, ni pasar por alto potenciales contagios. De acuerdo con Ricardo Cortés, titular de la dirección general de Promoción de Salud, entre el 11 y el 24 de abril, más de 30 mil personas usaron el sistema de asesoría telefónica del gobierno federal.

Recientemente, los médicos de los Centros de Atención Médica de AXA Keralty, diagnosticaron un caso de COVID-19 sin que el paciente saliera de su hogar utilizando las videoconsultas como herramienta principal. Por medio del seguimiento de un protocolo médico fueron detectados síntomas, y posteriormente le fue realizada una prueba diagnóstica; finalmente la persona afectada recibió tratamiento y mantiene un monitoreo del progreso, continuando en aislamiento social.

“Sabemos que, en estos momentos, las videoconsultas juegan un papel importante para brindar atención médica a las personas. Por ese motivo, hemos decidido ponerlas a disposición de los asegurados de AXA que cuentan con póliza de Gastos Médicos Mayores Individual y Colectivo, Autos, Vida Individual, Hogar, así como a los Asegurados de Planmed®- de AXA Salud, para así proteger mejor a más mexicanos durante este periodo de confinamiento” mencionó Alejandro Pérez Galindo, director de AXA Keralty.

Aunque la prioridad es mitigar la propagación del COVID – 19, la gente puede requerir asesoría de especialistas por otras necesidades de salud, ya que, según datos del sector Salud, 7,569 pacientes presentaron malestar emocional, y 6,645 requirieron información básica en la línea de atención telefónica habilitada por el gobierno.

Ante esto, Pérez Galindo comentó que, además de ofrecer videoconsultas de Medicina General, para usuarios de Planmed® también cuentan con las especialidades de Pediatría, Medicina Interna, Psicología y Nutrición en esta modalidad.

La medicina a distancia es clave en la situación actual de salud y representa un servicio relevante en cualquier sistema de salud, para poder brindar atención médica integral, acorde a las necesidades y herramientas que tenemos en 2020.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 18, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Qué esperan las empresas cuando el mundo sane

Bastó muy poco para que el COVID-19 pudiera traspasar fronteras e incluso continentes. Definitivamente lo que se consideraba «normal» tendrá, por mínimo, evolución. La experiencia que proveen los negocios a sus clientes, es uno de de los factores más relevantes para el éxito de cualquier negocio, pues qué tan buena sea ésta afectará positiva o negativamente en el grado de su fidelidad. Por ello, un estudio realizado por Zendesk a más de 23,000 empresas alrededor del mundo, evaluó el impacto que se ha tenido desde el inicio de la pandemia, comparando con números del 2019. Algunos de los resultados más relevantes son:

1. Inteligencia Artificial como primer contacto
En 2019, empresas de todo el mundo han incrementado un 25% del uso de la Inteligencia Artificial, de acuerdo con la consultora especializada McKinsey. Además, 63% de los encuestados afirmó que la incorporación de esta tecnología ha generado un aumento de ingresos en las unidades de negocio donde la han implementado.

Los chatbots han pasado por el ciclo publicitario tantas veces que 7 de cada 10 personas tienen «cansancio de chatbot», de acuerdo con un titular. Pero la realidad es que simplemente se convirtieron en parte indispensable del comercio digital. Desde fines de febrero hasta la última semana de abril, las soluciones de Answer Bot crecieron más de 90%. Los principales sectores en usar bots son: Gaming/Juegos, Trabajo y Educación a distancia, Telecomunicaciones y Entrega de Comida.

2. WhatsApp como principal canal de comunicación
No es novedad que el WhatsApp es la aplicación de mensajería más popular del mundo, con más de 2 millones de usuarios activos mensuales. WhatsApp es líder en 112 países, 8 más de los 104 donde tenía presencia el año pasado. A medida que más empresas se conectaban a la API de WhatsApp Business en el transcurso de 2019, vimos que la cantidad de mensajes de WhatsApp que pasaban por la plataforma de Zendesk creció más del 3,000%.

Durante el brote de COVID-19 no fue diferente. Desde el inicio de marzo, fue registrado un incremento de 101% en el uso de WhatsApp por parte de clientes que querían hablar con las empresas. Líder absoluto ante otro canales como chat (+34%) y redes sociales (+ 30%)

3. El surgimiento de nuevas Pymes
Las Pymes son esenciales al mundo, una vez que generan poco más del 60% de los empleos en Latinoamérica, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Con el brote de COVID-19, estos son los negocios que más se ha puesto a prueba. De acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeñas y Medianos Empresarios (ALAMPYME), más de 100 mil micro, pequeñas y medianas empresas podrían cerrar puertas solo en México.

Para sobrevivir, estas empresas tienen que reinventarse y adaptarse. Muchos emprendedores ven oportunidades en momentos de crisis, así como hicieron Burger King, Nutella y Lego, que surgieron en situaciones críticas.

4. Los clientes serán más flexibles
La semana del 12 de abril empezaron a crecer aún más los contactos de las personas con las empresas. Desde fines de febrero, los tickets en general crecieron un 33% en Latinoamérica, comparados con el mismo periodo de 2019. Pero mismo con el volumen creciendo, los clientes están menos propensos a dar a las empresas una mala calificación en el servicio.

Desde fines de febrero hasta fines de abril, el nivel de satisfacción de los clientes (CSAT) estuvo estable alrededor de 88%. Lo que significa que los clientes entienden la situación de emergencia y tienen la empatía necesaria con el equipo de atención.

5. Empatía es clave para los negocios
Cuando hablamos de automatización y aprendizaje automático, en realidad no estamos tratando de reemplazar a las personas que apoyan a los clientes. Lo que estamos tratando de hacer es eliminar parte del trabajo duro de su día para que puedan concentrarse en problemas más complejos. Ahí es donde los humanos son diferentes de las máquinas: los humanos son empáticos. Tenemos paciencia, amabilidad y espíritu de colaboración para identificar y solucionar temas sensibles.

La tecnología en los centros de atención es lo que crea una experiencia a los clientes, porque es lo que que permite que todos sean tratados como seres humanos. Y aún más ahora, ya que los equipos están remotos. Las personas deben saber que pueden confiar en quién los apoya y los escucha del otro lado.

En resumen, esta pandemia ha dejado como principales lecciones: aceptar la situación actual para entender de mejor manera las reales necesidades y aspiraciones de sus clientes, perderle el miedo a adaptarse y transformarse pero, sobre todo, no desaprovechar esta gran oportunidad de verdaderamente empatizar.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 18, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
7 formas de reinventar los negocios en América Latina

En la última década la tecnología cambió nuestras vidas. La nube, inteligencia artificial, IoT, Blockchain, pasaron a tener un rol primordial en nuestro entorno, aún cuando no las vemos. Entramos en la era de la economía digital, donde todas las empresas, grandes o pequeñas, se encontraban en el proceso de transformación digital. Pero, con la situación sin precedentes que estamos viviendo hoy, la transformación digital, que una vez fue un objetivo a largo plazo, se convirtió en la clave para el futuro.

A nivel de negocios, las empresas están experimentando 7 necesidades, que podríamos dividir en tres grandes pilares: lo urgente, lo que añade valor, y lo que permea todo: las personas.

Lo urgente

1) Resiliencia de IT y continuidad de negocio

De acuerdo con Global Workplace Analytics, antes de COVID, solo el 3.4% de la fuerza laboral global normalmente trabajaba desde casa, al menos la mitad del tiempo.

“Las empresas tienen hoy la urgencia de contar con las herramientas, tecnología y habilidades adecuadas, para hacer frente al incremento de la demanda tecnológica, que se desprende de tener a la fuerza laboral trabajando desde casa. Contar con un entorno de TI flexible y resiliente -infraestructura, servicios y nube híbrida-, será la clave para garantizar la continuidad de los servicios y los negocios”. – Ana Zamper, VP de Systems, IBM América Latina.

Las organizaciones deben adoptar una infraestructura y servicios fuertes, basados en la nube, que sean:

  • 1. Robustos, capaces de procesar datos de manera rápida y eficiente;
  • 2. Ágiles, capaces de crecer en función de la demanda comercial, para implementar rápidamente opciones de trabajo desde el hogar, para apoyar a clientes y empleados;
  • 3. Seguros, para proteger los datos comerciales y de los clientes.

2) Ciberseguridad

Según un informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales y McAfee, la industria del delito cibernético le cuesta al mundo 600 mil millones de dólares anuales.

“El espacio para las amenazas está creciendo exponencialmente y presenta desafíos de privacidad incomparables para personas, empleados, ciudadanos, empresas y la sociedad. Las organizaciones deben tomar medidas rápidamente para proteger y habilitar sus fuerzas de trabajo remotas, detectar y responder a las amenazas rápidamente y ampliar virtualmente sus equipos de seguridad para garantizar la continuidad del negocio; deben tornarse ciber-resilientes”. – Ricardo Gazoli, Gerente General de Global Technology Services, IBM América Latina

Las organizaciones deben proteger sus datos corporativos, permitir la productividad de sus usuarios y cumplir con las regulaciones de la industria, mientras que permiten a los trabajadores remotos acceder a todas sus aplicaciones desde un solo lugar y autenticarse en VPN, SO, aplicaciones:

  • Proteger los dispositivos móviles y usuarios de la fuerza laboral y contar con entornos de expansión seguros.
  • Ayudar a detectar y responder más rápido, gestionar las amenazas 24×7, responder a incidentes cibernéticos.
  • Extender virtualmente el equipo de seguridad y agregar experiencia.

Agregando Valor

3) Acelerar la agilidad y la eficiencia con la nube

De acuerdo con IDC, en 2025, casi el 50% de las empresas en América Latina serán productores prolíficos de software y habrá más de 90% de nuevas aplicaciones nativas en la nube.

“La nube es la tecnología que aporta valor por excelencia. Con el trabajo remoto ahora convirtiéndose en una norma, el uso de aplicaciones empresariales basadas en la nube ha permitido a los empleados remotos continuar ejecutando sus tareas online. Y del mismo modo, los desarrolladores continúan escribiendo código y creando aplicaciones en entornos contenedorizados compatibles con la nube, mientras las aplicaciones internas y orientadas al cliente – respaldadas por IA – siguen funcionando porque están construidas y administradas en la nube”. – Natalia de Greiff, vicepresidente de IBM Cloud & Cognitive Software, IBM América Latina

Cloud crea agilidad, escalabilidad y eficiencia al tiempo que simplifica la administración de la infraestructura de TI, y ofrece optimización de costos. La combinación proporciona a los clientes un retorno de su inversión en TI ahora y también en el futuro:

  • En la actualidad, los clientes pueden dar accesos de forma rápida a empleados, socios y clientes.
  • A largo plazo, los clientes pueden posicionar mejor a sus organizaciones, desarrollando soluciones con IA, Blockchain, ciberseguridad, IoT, analítica, edge computing y virtualización, entre otros.

4) Experiencia del cliente

De acuerdo con un estudio del IBM Institute for Business Value (IBV), al menos el 82% de las empresas a nivel global están considerando la adopción de IA.

“A través de tecnologías como la Inteligencia Artificial, podemos agregar valor a los procesos simples que las empresas realizan para entrar en contacto con sus clientes. Los asistentes virtuales combinan diferentes capacidades, para administrar el conocimiento de la compañía, entregar resultados comerciales reales y evolucionar el servicio al cliente en una experiencia totalmente diferente. Especialmente en momentos críticos, cuando las personas necesitan un apoyo rápido, la transformación hacia una Empresa Cognitiva puede ser el mejor aliado de las compañías y gobiernos”. – Thais Marca, GM Global Business Services, IBM Latin America.

Las empresas deben proporcionar continuidad comercial, reducir los tiempos de espera y mejorar la satisfacción del cliente, mientras manejan el aumento significativo en los volúmenes de contacto. Específicamente, las compañías necesitan:

  • Automatizar las solicitudes de servicio a través de IA (asistentes virtuales),
  • Desviar del canal de voz (teléfono) a mensajería y chat
  • Permitir que los agentes de servicio al cliente trabajen desde casa.

5) Reducir el costo operativo y garantizar la resiliencia de la cadena de suministro

IDC espera que el gasto de blockchain en América Latina sea de USD 200 millones para 2023, donde supply chain será una de las industrias clave de desarrollo.

“Un gran desafío al que se enfrentan las empresas hoy, es el fuerte impacto en la cadena de suministro para clientes de todos los tamaños. Las tecnologías como Blockchain, AI, Cloud y IoT, pueden ayudar de forma significativa a la cadena de distribución completa, generando el valor que las empresas necesitan hoy, para no interrumpir sus servicios y continuar entregando productos a sus clientes finales”. – Marcelo Spaziani, VP de Ventas y Creación de Valor, IBM América Latina

Las organizaciones deberán prepararse para cuando los materiales no sean fácilmente accesibles o para evitar interrupciones significativas en el desempeño de la cadena de suministro, utilizando la tecnología para:

  • Fortalecer las redes de la cadena de suministro global con blockchain y IoT, con información en tiempo real, permitiendo una mejor capacidad de respuesta e interconexión dentro del ecosistema de la organización.
  • Desarrollar sistemas raíz en tecnologías emergentes como la IA para reducir vulnerabilidades y mantener la continuidad del negocio en medio de la interrupción.

La base de todo: las personas

6) Empoderar a la fuerza laboral remota y 7) Apoyar los servicios de salud y humanos

“Pero, sin duda, ninguna de estas necesidades puede cumplirse, si no colocamos en primer lugar la parte más importante y fundamental de todas, nuestra base: las personas y la salud. Estos son tiempos difíciles para las empresas, para organizaciones gubernamentales, médicas y educativas, y especialmente, para las personas. Por detrás de todas las necesidades, demandas y soluciones, están los ciudadanos, los trabajadores y las familias que luchan por mantener su salud física y mental, y continuar con sus rutinas de trabajo, escuela y actividades diarias. Más allá de ayudar a los empleados a trabajar desde casa de manera segura, y brindarles las herramientas digitales que los ayuden a realizar su trabajo de mejor forma, como líderes, y más aún, como líderes de TI, debemos aportar nuestra tecnología para ayudar a las instituciones médicas y a los investigadores acelerar el proceso de descubrimiento para aportar en la batalla global contra el coronavirus, mientras trabajamos continuamente para garantizar la salud y el bienestar de toda la población”. – Ana Paula Assis, GM IBM América Latina

Hoy, se están dando retos sin precedentes para las personas, así como para los sistemas y procesos esenciales, creando desafíos diferentes a los que hayamos podido ver antes. Debemos tomar partido de la tecnología para colaborar con todo el ecosistema de servicios -alimentos, vivienda, educación, transporte y medicina y gobiernos- para desarrollar una comunidad conectada, con tecnología al servicio de los ciudadanos.

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 15, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Trabajo remoto ¿Modelo operacional permanente?

El COVID-19 obligó a muchas empresas a cambiar al trabajo a distancia en un corto periodo de tiempo. Esta migración apresurada, nos indica que en las empresas aún hay grandes desafíos por cumplir. ¿Cómo deberían entonces asumir los retos durante y después de la pandemia?

Para mantener la operatividad del negocio mediante el trabajo a distancia, el principal desafío está en asumir el cambio, no como una acción momentánea que ayude a superar la crisis económica, sino como un modelo de trabajo que será permanente.

¿Por dónde comenzar?

El primer paso es hacer una evaluación y análisis de los elementos de trabajo de los que se dispone y utilizar las herramientas tecnológicas adecuadas para lograr una buena migración.

En este paso, existen dos opciones: realizar una adopción total del trabajo remoto en donde se integren todas las herramientas y aplicaciones de las que ya se disponen en la empresa. En cambio, si no se tienen demasiados elementos o no resulta efectivo o aplicable migrarlos a una versión digital, se puede hacer una aplicación parcial, que incluya las soluciones necesarias. 

Si hablamos de profesionales independientes o pymes con pocos empleados, los interesados pueden suscribirse a Microsoft 365 o Google G-Suite, y trabajar de forma remota desde su hogar.

Pero cuando se trata de compañías más grandes, se pueden complicar la migración al trabajo remoto, pues hay algunas aplicaciones que se utilizan -aplicaciones enfocadas al core del negocio o que se han heredado y mejorado con el tiempo- que no son sistemas manejables desde el exterior de la empresa.

Por eso es por lo que cuanto más complejas son las aplicaciones y herramientas que utiliza una compañía, más cuidado se debe tener al configurarlas para su uso en un espacio de trabajo digital, no sólo por la seguridad de los usuarios y de la información, sino para que brinden una experiencia de usuario similar a la que se tiene desde su uso en la oficina.

En este punto de virtualización, es fundamental contar con un proveedor experto, ya que el trabajo remoto no solo implica estar conectados con una notebook desde casa; es necesario que se comprendan todos los procesos que los usuarios realizan cada día, incluyendo, por ejemplo, las autorizaciones internas, aprobaciones de gastos, o el envío de contratos firmados en papel (porque este proceso en las compañías no está del todo digitalizado);es decir, es necesario contar con un  soporte tecnológico que permita dar continuidad operacional.

Si bien existe una tendencia a la estandarización de procesos e integraciones, se sabe que en cada empresa todo es diferente, cada una tiene sus propios procesos y sistemas; y en estos tiempos de contingencia, implementar soluciones de firma digital y de forma autenticada y verificada a través de biometría o cualquier otra opción, es esencial para la colaboración a distancia, mientras se asegura también la minimización de riesgos y se evita la realización de trámites que, en otro contexto, se realizarían de forma personal al acudir a instituciones gubernamentales o bancarias.

De esta forma, el análisis previo es fundamental para determinar qué es lo que cada empresa necesita de acuerdo con su cultura empresarial y las herramientas que requiere para mantener la productividad.

Una vez adquirida la tecnología que digitalice y conecte las aplicaciones y a los equipos de trabajo, se podrán proporcionar buenas experiencias al cliente, que son fundamentales para la continuidad del negocio.

Sólo entonces, el siguiente paso a dar es la adopción, organización y capacitación de los empleados, tomando en cuenta su retroalimentación para adaptar los detalles que seas necesarios.

El trabajo a distancia es una inversión, y la realidad indica que las empresas que más rápido se adapten a esta situación, van a ser las que tengan mayores posibilidades de sobrevivir.  

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 15, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
BPM: Business Process Management hacia una nueva cultura empresarial

La competitividad que se vive hoy en el mundo empresarial, suele estar más asociado hacia la eficacia de sus procesos más que a la consecución de objetivos de negocio.

Genera mucha incertidumbre vislumbrar las diferencias entre un proceso de negocios y un proceso de gestión de proyectos. De hecho, en la mayoría de los casos, se cree que estos dos procedimientos son idénticos, pero lo cierto es que son dos estrategias empresariales con diferencias palpables.

Por ejemplo, los proyectos son temporales, con un inicio, un medio y un fin bien delimitados, objetivos claramente definidos y recursos bien planificados para obtenerlos, este puede ser: desarrollar un software, construir un edificio, producir un automóvil. Todas estas actividades pasan por proyectos cuidadosamente diseñados y planificados.

Por su parte, cualquier procedimiento o medida que sigue una empresa para alcanzar sus objetivos comerciales, se le denomina proceso de negocios, o Business Process Management (BPM) el cual suele afectar de forma positiva en la cultura de la empresa. A través de este procedimiento, se busca un acercamiento metódico de constitución del flujo de trabajo de una organización para que sea sostenible y capaz de adaptarse a un ambiente cambiante. Esta práctica se enfoca en el cumplimiento de los objetivos propuestos a través de la planeación, ejecución y control del trabajo.

Una ejecución de procesos y/o actividades se puede denominar efectiva cuando satisface las necesidades del cliente, y es sobretodo eficaz, cuando requiere el menor coste posible. El cumplimiento de estos dos principios es determinante para garantizar el éxito y la alta competitividad de una organización.

En este sentido, existen herramientas que buscan facilitar la gestión de los procesos, haciéndolos más eficientes y automatizados. El ejemplo más concreto es un software BPM.

¿Cómo una solución de gestión de procesos ayuda a mi empresa?

1.    Facilita la transparencia de la información, a través de un formulario electrónico, el cual pueden visualizar las personas involucradas durante el proceso lo cual nos permitirá contar con un historial de las tareas ejecutadas.

2.    Mejora los tiempos de respuesta y esto permitirá mejorar la entrega en los tiempos planteados evitando cuellos de botella

3.    Impulsa la mejora continua al monitorear los procesos aumentando su eficacia y eficiencia, dejando atrás el control manual de las actividades.

Si bien es cierto, los procesos de negocio son complejos ensamblados de modelos, reglas, datos, lógica, servicios y muchos otros elementos (que en conjunto se denominan como metadatos), los cuales son utilizados por BPM para mantener el buen funcionamiento y flujo dentro de las organizaciones, quienes trabajan con procesos están obligados a interactuar con los múltiples sistemas existentes, lo que complica enormemente el desempeño y compromete la productividad. No obstante, cuando se tiene funcionando un software BPM, es fácil lidiar con múltiples sistemas y alinear el trabajo a través de un único entorno de procesos personalizado.

Para conocer más de esta solución puede acceder al contenido disponible en YouTube en el canal de TOTVS Latam https://www.youtube.com/watch?v=CNhZfH5lojk

Te invitamos a leer:

Con Mantenimiento Productivo

Sistemas de Inteligencia Artificial Confiables (Trustworthy AI Systems)

mayo 12, 2020 0 comment
0 Facebook Twitter Google + Pinterest